Saltar al contenido
Terapias.Online

Terapia de aceptación y compromiso

Aquí y ahora

¿Quieres saber más acerca de las terapias psicológicas? Justo debajo te dejo un enlace donde encontrarás todo acerca de ellas:

Inicio << Psicoterapia << Terapia de aceptación y compromiso

¿Qué es la terapia de aceptación y compromiso?

La terapia de aceptación y compromiso parte de un enfoque completamente distinto al de las terapias más tradicionales, y que, en mi opinión, es realmente interesante. No entiende los pensamientos o conductas como problemas que necesiten de un cambio. Todo lo contrario. Nos dice que, en realidad, el estar viéndolos como problemas es el problema en sí.

Por tanto, este tipo de terapia nos va a guiar hacia el significado. Ningún pensamiento o sentimiento es malo, lo negativo es la función que tiene, es decir, el significado que conlleva, ya que, dependiendo de este, nuestras acciones apuntarán en una u otra dirección.

Fijaros. Algo muy común es el no aceptar nuestros pensamientos o emociones, ya que los entendemos como negativos, tienen una función limitadora. Esto nos lleva a evitar toda situación que nos pueda acercar a ellos (nuestra única arma para tenerlos bajo control). El resultado de este tipo de acciones y esta forma tan rígida de gestión emocional tiene peligrosas consecuencias a largo plazo, lo que se conoce como “trastorno por evitación experiencial”. Por intentar controlar nuestro interior, estamos descontrolando nuestra vida. Este tipo de personas pasan su día a día buscando la solución a su problema, mientras aplazan el resto de cosas.

Al final, el problema es la necesidad de control. Y lo gracioso es que, una vez nos olvidamos del control es cuando de verdad lo conseguimos.

Proceso que sigue la terapia de aceptación y compromiso

Nuestro objetivo va a ser cambiar la manera en la que nos relacionamos con nuestros pensamientos y sentimientos “negativos”. Vamos a buscar la aceptación de los mismos, en lugar de luchas contra ellos, para así aumentar nuestra flexibilidad psicológica y por ende reducir su impacto, mejorando nuestra salud y bienestar. Y sobretodo para permitirnos avanzar de forma sana mientras observamos, aprendemos y disfrutamos del proceso.

El lenguaje va a ser una herramienta fundamental. Cada palabra, cada frase incluso, tiene un significado asociado. Si un día te quedas dormido y al levantarte te dices “he perdido toda la mañana”, estás mandando un mensaje que tu cabeza va a descodificar a partir de los significados que ya tienes establecidos. Por tanto, es casi seguro que vas a poner un pie fuera de la cama con ansiedad o estrés y algo irritado, ya que perder el tiempo quiere decir que tenías pensado hacer otra cosa y a su vez muestra escasez, ya que ahora dispones de menos tiempo para llegar a lo que querías. Le puedes sumar sensación de culpa, ya que te estás haciendo responsable.

¿De verdad crees que esta es una forma sana de relacionarte contigo mismo?

A partir de aquí, puedes entrar en una bola y finalizar el día con mucha crispación. Pero, y si el primer diálogo hubiera sido diferente, ¿crees que el resto del día también lo podría haber sido?

Os dejo los 5 puntos en torno a los que gira la terapia de aceptación y compromiso:

Aceptación

Vamos a dejar de huir de experiencias dolorosas. Vamos a aceptarlas y entenderlas como una experiencia más y enriquecedora de nuestra vida. Si empezamos a sentir amor y cariño, si abrazamos estos sentimientos, estos pensamientos o estas actitudes y dejamos de castigarnos por nuestras imperfecciones, nos comenzamos a querer. Solo desde aquí los problemas empezaran a ser lecciones y nuestras cagadas aprendizajes. Solo desde aquí lo malo se convertirá en bueno. Y solo desde aquí empezaremos a disfrutar y apreciar las pequeñas cosas de la vida.

¿Os dais cuenta como, desde este enfoque, la ansiedad, la frustración, el miedo… dejan de tener sentido?

Desactivación del pensamiento

Se trata de empezar a entender los pensamientos de manera distinta. Dejar de verlos como verdades absolutas o como realidades para empezar a entenderlos como hipótesis, como simples palabras y simples significados.

Cuando de verdad asimilamos esto, nos damos cuenta de que tenemos control total, lo que nos da una sensación de certeza y claridad mental increíble. Cuando cuestionamos nuestro mundo, nuestro mundo cambia. ¿Y si no he perdido el tiempo? ¿Y si, simplemente, necesitaba recargar para dar más ahora?

Vivir el presente

Estar aquí y ahora es la clave. Significa no judgar, no tener expectativas, simplemente ser, sentir y hacer.

Muchos nos dispersamos pensando en el pasado o el futuro, judgando o creando expectativas. Positivas o negativas, lo que está claro es que nos olvidamos del aquí y ahora, el único momento “real” y sobre el que podemos construir.

Es muy importante desarrollar atención plena, la capacidad de entrar en “estado”, focalizando toda nuestra energía en el momento presente.

Yo como contexto

La auto-observación, el ser consciente de que estás consciente. La terapia de aceptación y compromiso entiende la mente como la suma del “yo pensando” y “el yo observando”. La primera, que seguro conocéis todos, se encarga de pensar, de generar creencias, de imaginar… La segunda es responsable de la conciencia y la atención. Y en esta nos tenemos que centrar para desarrollar la habilidad de la atención plena.

Ya no existe el yo en primera persona, el yo como concepto. Vamos a dar un paso más, donde nos convertimos en un observador ajeno a nosotros, ahora nos sentimos en tercera persona. Esto nos permite aprender sin judgar y nos da una visión más global y de desapego que nos aleja del ego y lo superficial.

Compromiso con nuestro valores

Este paso va a requerir de una mirada muy profunda hacia tu ser, esquivando todo el ruido.

Cada uno de nosotros nos encontramos en un punto diferente de nuestra vida, pero no hemos recorrido todo el camino ni hemos tomado todas nuestras decisiones de manera consciente. Nos hemos dejado llevar, de hecho, somos capaces de hacer diariamente cosas que odiamos, pero que creemos tenemos que hacer y tenemos grabadas a fuego en nuestra mente. Es más, incluso sabiendo que algo no nos llena, es tal el grado de fuerza con el que tenemos asentada tal actividad, tal creencia, que nos sentimos mal dejando de hacerla.

Por eso es tan importante tomarse este paso con calma. Tenemos que buscar y encontrar los valores reales hacia los que queremos dirigir nuestra vida. ¿Queremos dirigir nuestra vida hacia mayor libertad, más amor, felicidad, éxito…? ¿Cómo los sentirías cumplidos en el ámbito familiar, social, laboral…?

Y el paso más importante… Toma acción y compromiso. Olvídate de lo socialmente aceptado. Seguir tus ideales es lo único que te va a proporcionar una vida rica y con significado.

Terapia de aceptación y compromiso
5 (100%) 2 votes